Il sito di Attilio Folliero
martes, 06 abril 2010 23:12
Escritos en Español
Español
Articoli di Attilio Folliero sul Venezuela
Venezuela 
Búsqueda personalizada
Dal 15/10/2006
Google Analytics
Page Rank Check
 
El destino del dólar y de la economía capitalista de Estados Unidos

Attilio Folliero y Cecilia Laya, Caracas 22/10/2008 (*)

Articolo in italiano

El destino del dólar y de la economía capitalista de Estados Unidos  

En nuestros anteriores artículos hemos analizado el comportamiento  de la economía de los EE:UU, haciendo especial énfasis en la moneda, el dólar (1) donde planteamos la posible futura devaluación. Ahora que esta en desarrollo la crisis del sistema financiero, se evidencia claramente la revalorización del dólar, de hecho con mucha fuerza: es así como el dólar registro un alza de  1,5990 el 15 de julio, (máximo histórico en referencia al Euro sobre el dólar) a 1,2460 el pasado 27 de octubre, con una apreciación de más del 22%. (Véase el cambio euro-dólar desde 1999).

¿Por qué el dólar se fortalece si la economía de los EE.UU. se derrumba? La respuesta está en la crisis, que viene experimentando el sistema económico de los EE.UU. Se explica debido a que el colapso de los mercados financieros y de las empresas multinacionales que enfrentan grandes deudas, en desesperada búsqueda de capital están vendiendo sus mejores inmuebles (edificios, rascacielos, empresas, sucursales, etc), a precios significativamente inferiores a lo que pudieron cotizarse hace unos meses atras.

Adquirir estas joyas de la economía estadounidense a precio muy “bajo” por parte de los "nuevos ricos", chinos, indios, rusos y árabes, dio lugar a una fuerte demanda de dólares, que ocasiono un alza en su valor, ya que estos productos deben ser pagados precisamente en dólares. Como cualquier otro producto, en el sistema capitalista también el dólar y las monedas en general están sujeto a la ley de la oferta y de la demanda y como lo establece esta Ley. “a mayores cantidades demanda de dólares se ocasiona un alza en su precio”.

El alza del dólar es algo efímero y momentáneo: el dólar no solo se puede considerar un “papel sin valor”, pensamos que probablemente tenga los días contados!

Así como en nuestras reflexiones señaladas en anteriores artículos  hablábamos de una posible devaluación, hoy creemos que su caída podría ser a corto o mediano plazo.

Podría estar cerca el día en que el Departamento del Tesoro norteamericano se vea obligado a anunciar al mundo que los EE.UU. no pueden pagar la enorme deuda acumulada, mucho menos los intereses de la misma. A menos que haya un inmediato y drástico cambio de política económica nacional e internacional que conlleve a modificar los patrones de consumo,  y que logre un cambio en el estilo de vida del estadounidense, basado en un consumo irracional y desenfrenado y el endeudamiento como principio de base de la economía, que atenta a sus propias condiciones de vida y a la del Planeta Tierra.

Es por estas razones, que la economía de los EE.UU. y su moneda se encuentra en grandes dificultades. Sus acreedores principales, especialmente China y Japón, aun en conocimiento de esta situación, han seguido inyectando dinero y con ello confianza a la economía EEUU, con la expectativa de un cambio de giro y con ello la esperanza de recuperar la gran deuda que EEUU mantiene con estas economías.

Sien embargo, los EE.UU. hasta ahora no han cambiado de dirección de rumbo a su estilo de vida y continúan despilfarrando el dinero producto de los préstamos de China y Japón, es por ello que afirmamos que la economía de los EE.UU. se basa en la deuda, una deuda acumulada tan grande que es probable que podrían estar en grandes dificultades con los pagos y, de hecho, pueden no ser capaces de pagarla.

Cuando el Tesoro de los Estados Unidos anuncie su imposibilidad de cancelar la enorme deuda, el dólar perderá su poder como moneda dura y así cualquier instrumento financiero respaldado por esta moneda, como los fondo en dólares, las cuentas corrientes y cualquier otro papel en esta denominación, sería el colapso para los ahorros en dólares que perderían su valor;  el gobierno de los EE.UU. tendría que enfrentar la situación de protestas del pueblo norteamericano, aplicando medidas represivas como la salida a las calles de los estamentos militares para reprimir al pueblo. Acaso esta situación critica en los EE.UU. podrían ocasionar un gran cambio, que ocasione un estallido social, o una revolución? El tiempo nos dará la respuesta.

Los números del desastre económico de los Estados Unidos

Seguidamente presentamos el comportamiento histórico de la deuda pública según datos del Tesoro de EEUU, publicados por la Reserva Federal a junio de 2008, según estos datos la deuda pública se ubico al 30 de junio del 2008 en 9.492 millones de dólares; el 13 de noviembre la variación ocasiona una variación en 10,27 para ubicarse en más de 10.578 millones de dólares, (de acuerdo con los datos del Tesoro EEUU). Ver Tabla resumen "La deuda pública de EEUU desde 1790 hasta el presente".

Cuadro Nº 1 - Deuda Pública EE.UU.  2000 a 2008

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

31/03/08

30/06/08

5.662,2

5.943,4

6.405,7

6.998,0

7.596,1

8.170,4

8.680,2

9.229,2

9.437,6

9.492,0

Nota: Cifras en miles de millones de dólares. Fuente: Reserva Federal (2000-2003; 2004-2008)

Si comparamos la población de los Estados Unidos que asciende a 304 millones de personas con su deuda pública, le corresponde a cada ciudadanos estadounidense (incluidos los lactantes recién nacidos) unos 35.000 dólares. En el cuadro de la deuda pública se aprecia que en años anteriores, por ejemplo inmediatamente después de la segunda guerra mundial, la deuda pública era en porcentaje hasta más alta que en la actualidad, sin embargo estos valores representan un factor más negativo.

Además no es solamente la deuda pública, hay que añadir que la población posee también compromisos que deben afrontar que representan en hogares, alrededor de 30.000 millones de dólares, más otros 30.000 millones de dólares de deudas bancarias y de las empresas, y por supuesto con sus intereses acumulados (2)

En definitiva, la deuda total de EE.UU. es casi cuatro veces el valor anual del PIB de los Estados Unidos. Estos datos coinciden con los de un reciente estudio sobre la deuda de Estados Unidos realizado por The Economist de Londres, que señala que la deuda total de EE.UU. es superior al 350% del su PIB (3).

Cuando analizamos las variables macroenomicas se corrobora una situación económica que tiende a desfavorecer la economía de los EE.UU, a continuación un breve resumen de este análisis:

Il PIL statunitense , secondo i dati ufficiali ( 4 ), alla fine del terzo trimestre del 2008 ammontava a 14.429,156 miliardi di dollari, al di sotto delle stime di crescita di inizio anno.

El PIB de Estados Unidos, según datos oficiales (4) al final del tercer trimestre de 2008 era de 14.429.156 millardos de dólares, por debajo de las estimaciones de crecimiento al comienzo del año. Es producto de la crisis financiera, que puede detener el crecimiento.

Las reservas internacionales de Estados Unidos (oro, dólares, divisas y valores diversos) ascendieron a 71.834 millones de dólares, según datos oficiales de la Reserva Federal al 30 Septiembre 2008,  una variación insignificante si relación al valor de la deuda.

El balance comercial fuertemente negativo: en 2007 se exportaron bienes y servicios por un valor de 1.645 millones de dólares, y se importaron bienes y servicios por 2.345 millones de dólares; en 2008 y la tendencia no cambia.

Los datos históricos del intercambio comercial de los Estados Unidos,  evidencia que se ha convertido de un país exportador de bienes y servicios a  un país importador, estas cifras son tomadas del Departamento de Estudios Económicos de Comercio (BEA), disponibles desde 1929, a excepción de algunos años (1935, 1936, 1942, 1943, 1944, 1945 y 1953), los EE.UU. comienzan a presentar un déficit de balance en los años 70, y el déficit aumenta progresivamente, hasta representar la extraordinaria cifra de casi alrededor de 800.000 millones de dólares en un año, esto en los últimos años.

El déficit comercial acumulado en los últimos treinta años es casi equivalente al PIB, es como decir que todo el PIB anual de los EE.UU. tendría que ser utilizado para cubrir el déficit acumulado en los últimos treinta años. Los datos de la balanza comercial nos evidencian lo expuesto anteriormente, que la economía de los Estados Unidos es exactamente una economía basada exclusivamente en el consumo, en un desenfrenado consumismo, sustentado  en la deuda.

El fin del dólar

Cuando se produce un desenfrenado consumo al extremo que sea superior a su capacidad de pago, no  habrá disposición a otorgar créditos, a parte de que la acumulación de las deudas hará imposible de honrar los compromisos. Y lamentablemente ese día parece estar llegando por los Estados Unidos, para perjuicio de sus ciudadanos y también del resto del mundo, claro siempre hay la posibilidad de un cambio  de ruta.

Si se da el caso que los EE.UU. se encuentre imposibilitado para poder pagar las cuotas de la deuda, incluso los intereses de la misma por sí solo, la noticia se convertiría en el fin definitivo del dólar. No habría posibilidad de que se aceptarán los dólares en las transacciones económicas entre países ni entre ciudadanos del mundo, pasaría literalmente a ser un papel sin valor; ya que todos tendrían a deshacerse de dólares, ocasionando que su valor se redujera drásticamente.

La enorme masa de dólares, con la que los EE.UU. invadieron los mercados mundiales (el único y verdadero producto de los EE.UU.!) volvería a los EE.UU., provocando un enorme efecto inflacionario, lo que ocasionaría por vez primera en los EE.UU., un efecto inflacionario que siempre y en el último cuarto de siglo, excepto en 1990, la inflación siempre se ha ubicado por debajo de 5%. Ver cuadro sobre la inflación en los EE.UU. desde 1775 hasta hoy.

Ante estas expectativas, eI gobierno norteamericano parece tener un proyecto: sustituir el dólar con una nueva moneda  este proyecto se llevaría conjuntamente con Canadá y México. Los tres países de América del Norte, que darían vida a la "Unión de América del Norte”, parecido a la  Unión Europea, abandonando la moneda nacional (dólar de los EE.UU., dólar canadiense y el peso mexicano) en favor de una moneda común, cuyo nombre parece ser Amero.  La posibilidad de este proyecto fue ampliamente comentada por el periodista estadounidense Hal Turner. Independientemente de este proyecto el problema existe y es realmente un gran problema para los Estados Unidos. En la foto una moneda de 20 Ameros mostrada por este periodista.

Seguidamente algunos aspectos destacables en la historia del capitalismo de los Estados Unidos.

Nacimiento y declive de la superpotencia EE.UU. (5)

Los EE.UU. surgen como potencia mundial a finales de siglo XIX, de inmediato a las guerras hispánica (1898) y al grande Crack económico del 1873, la gran depresión que determino la caída del imperio británico, como superpotencia. Con la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos llega al rol de superpotencia económica y militar.

En el verano de 1944, cuando las estrategias de la guerra ya se habían marcado, las principales potencias occidentales se reunieron en una pequeña ciudad americana, Bretton Woods, para llegar a un acuerdo sobre un nuevo sistema monetario internacional. Ya se pensaba en el inminente fin de la guerra y de la mejor manera de regular el comercio mundial. El estándar de oro que era el sistema monetario basado en la convertibilidad en oro a las monedas, según una paridad fija, ya no podía satisfacer las necesidades de un capitalismo a la conquista de nuevos y más amplios mercados.

En Bretton Woods se presentaron dos proyectos para el futuro sistema monetario internacional. El primero presentado por la Gran Bretaña, y llevaba la firma de Keynes, que preveía la creación de un Banco Central Mundial con la facultad de intervenir en los mercados para regular las relaciones entre deudores y acreedores. Este banco iba a tener la facultad de emitir su propia moneda, que según el mismo Keynes, tomaba el nombre de BANCOR, u "Oro bancario”.

El segundo proyecto fue elaborado por la Tesorería de Estados Unidos, por Harry Dexter, que proponía un fondo para estabilizar los tipos de cambio. El resultado fue un compromiso entre los dos proyectos iniciales.

El capitalismo se dotaba de dos instituciones financieras internacionales, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, que tuvieron la tarea de coordinar las políticas económicas de los distintos países, en particular en la política monetaria.

Estas dos instituciones (que hoy parecen estar al borde del colapso) por más de 60 años, han dominado el sistema financiero mundial. En esencia, el sistema monetario surgido en Bretton Woods se centró en el rol central del dólar, la única moneda que podría convertirse en oro y el Banco Central de Estados Unidos y la Federal Reserve convertiría su propia moneda en oro, según una paridad establecida en los mismos acuerdos.

Los Estados Unidos, vencedores en la Segunda Guerra Mundial y con los acuerdos de Bretton Woods, sentaron las bases para el control de la economía mundial, relegando a un rol secundario a Japón y Alemania, los dos principales antagonistas. La Unión Soviética, la otra potencia imperialista, ganadora también en el segundo conflicto, tras el Tratado de Yalta, ejerció su hegemonía sobre Europa Oriental. Con los acuerdos de Bretton Woods el dólar se convirtió en la única moneda utilizada en el comercio internacional.

Cuadro Nº 2 - PIB mundial, de los EE.UU., Gran Bretaña y Ex Unión Soviética, 1820 a 2006. (Cifras en millones de dólares 1990 de Geary-Khamis). Fuente de los datos: Angus Maddison
Anno
PIL mondiale
PIL USA
% PIL USA su PIL Mondiale
PIL Gran Bretagna
% PIL Gran Bretagna su PIL Mondiale
PIL Area Ex URSS
% PIL EX URSS su PIL Mondiale
1820694.49312.5481,81%36.2325,22%37.6785,43%
18701.110.95298.3748,85%100.1809,02%83.6467,53%
19001.973.682312.49915,83%184.8619,37%154.0497,81%
19132.733.366517.38318,93%224.6188,22%232.3518,50%
19404.502.584929.73720,65%330.6387,34%420.0919,33%
19505.336.6861.455.91627,28%347.8506,52%510.2439,56%
19515.651.0801.566.78427,73%358.2346,34%512.5669,07%
19608.434.8282.046.72724,27%452.7685,37%843.43410,00%
19618.727.5842.094.39624,00%467.6945,36%891.76310,22%
197013.771.7503.081.90022,38%599.0164,35%1.351.8189,82%
198020.042.4004.230.55821,11%728.2243,63%1.709.1748,53%
198926.582.9115.703.52121,46%940.9083,54%2.037.2537,66%
199027.136.0415.803.20021,39%944.6103,48%1.987.9957,33%
200036.692.6618.032.20921,89%1.211.4533,30%1.287.5763,51%
2006
47.329.381
9.266.364
19,58%
1.394.821
2,95%
1.943.567
4,11%

 

En el cuadro Nº. 2 se presenta una comparación del Producto Interior Bruto de los Estados Unidos, de Gran Bretaña y de la ex Unión Soviética en relacion al PIB del mundo. Las cifras son en dólares 1990 de Geary-Khamis. En vísperas de la gran crisis de 1873, la Gran Bretaña era el país con el mayor PIB del mundo: el 9,02% del PIB mundial se producía en Gran Bretaña; los Estados Unidos producían el 8,85%.  En el año 1900, aunque la Gran bretaña aumenta su porcentaje de PIB en relación a la cuota mundial aumentada, ya había perdido su primacía a favor de los Estados Unidos, que pasaron a producir el 15,83% del PIB mundial. Gran Bretaña sigue su inexorable declive y en la actualidad su PIB es inferior al 3% del PIB mundial.

Los EE.UU. continuaron creciendo, hasta alcanzar en 1951 el punto máximo cuando su PIB llega a ser el 27,73% del PIB mundial. También para los EE.UU. después de esta fecha, comienza un lento, pero indetenible descenso. Prácticamente, en vísperas de la crisis de hoy (2008) menos del 20% del PIB mundial se produce en los EE.UU. y, desde luego, esta cifra tenderá a caer más y más rápidamente con el profundizarse de la crisis. El destino de los EE.UU. parece marcado.

A lo largo de los años 50, 60 y 70 los EE.UU. compiten con la otra gran superpotencia, la ex Unión Soviética que ejerce su influencia en Europa oriental. La ex Unión Soviética alcanza el punto de máxima expansión en 1961, cuando produce el 10,22% del PIB mundial. A finales de los años 80, la continua caída de la Economía conducirá a la desintegración de la URSS. Esta región después de este período de crisis, en el nuevo siglo comienza una nueva fase de crecimiento y expansión que en la actualidad denominada  Rusia, es la principal de las antiguas repúblicas soviéticas, un país que experimenta un gran crecimiento.

En la década de los 50, los EE.UU. dominan la escena económica mundial. Además de ser el mayor productor de mercancías en el mundo, tenía el control de la política monetaria a escala internacional. De hecho, con el sistema construido en Bretton Woods, los Estados Unidos, no sólo han impuesto a otros países el dólar como única moneda para el comercio internacional, además todos los otros países se vieron obligados a intervenir en el mercado para mantener la paridad de su moneda contra la de Estados Unidos. Si los Estados Unidos colocaban en el mercado una cantidad de dólares por encima de las necesidades, los otros países estaban obligados a comprar dólares para mantener el equilibrio en sistema monetario. Hasta la década de los sesenta los Estados Unidos mantuvieron el dominio indiscutible en los mercados internacionales. Son el mayor país exportador en el mundo y tienen una balanza comercial anual en superávit. La industria norteamericana, además de tener acceso aun mercado interno de dimensiones continentales que les permite realizar grandes economías de escala, son los más competitivos en los mercados internacionales.

Obviamente, junto al dominio económico crece el dominio militar: los EE.UU. se comprometen a defender militarmente los intereses del capitalismo occidental (es decir los suyos) de los posible ataque del otro polo imperialista, dirigido por la ex Unión Soviética.

La Europa Occidental, que incluye a Alemania, y Japón están comprometidos a no adquirir compromisos de carácter militar, pueden concentrar todos los esfuerzos en la reconstrucción del aparato productivo. En estos países, en los años cincuenta y sesenta, el PIB crece mucho más rápido que el resto del mundo. Como resultado de este crecimiento, el peso económico de Alemania y Japón, en el contexto de la economía mundial se vuelve cada vez más importante. Los Estados Unidos, aunque siguen siendo dominante en los mercados mundiales, terminan siendo amenazadas por el ascenso económico de japonés y europeos.

Cuadro Nº 3 - PIB Mundial, de Alemania y de Japón. 1820 a 2006. Cifras en millones de dólares 1990 de Geary-Khamis. Fuente de los datos: Angus Maddison
Anno
PIL mondiale
PIL Germania
% PIL Germania su PIL Mondiale
PIL Giappone
% PIL Giappone su PIL Mondiale
1820
694.493
26.819
3,86%
20.739
2,99%
1870
1.110.952
72.149
6,49%
25.393
2,29%
1900
1.973.682
162.335
8,22%
52.020
2,64%
1913
2.733.366
237.332
8,68%
71.653
2,62%
1940
4.502.584
377.284
8,38%
209.728
4,66%
1950
5.336.686
265.354
4,97%
160.966
3,02%
1951
5.651.080
289.679
5,13%
181.025
3,20%
1960
8.434.828
558.482
6,62%
375.090
4,45%
1961
8.727.584
581.487
6,66%
420.246
4,82%
1970
13.771.750
843.103
6,12%
1.013.602
7,36%
1980
20.042.400
1.105.099
5,51%
1.568.457
7,83%
1989
26.582.911
1.302.212
4,90%
2.208.858
8,31%
1990
27.136.041
1.264.438
4,66%
2.321.153
8,55%
1991
27.496.511
1.331.700
4,84%
2.398.928
8,72%
2000
36.692.661
1.556.928
4,24%
2.628.056
7,16%
2006
47.329.381
1.647.840
3,48%
2.864.280
6,05%
 
  • Alemania en víspera de la Primera y Segunda Guerra Mundial es una potencia (se refleja en el PIB). Después de la derrota en la Segunda Guerra Mundial, libre de compromisos militares se centra exclusivamente en materia civil y sus tasas de crecimiento son superiores al 10% en los anos 50, que la convierten nuevamente en potencia económica importante. Japón también, después de la Segunda Guerra Mundial, experimenta un crecimiento con tasas de dos dígitos, que la convierten en la segunda economía más grande del planeta.

    Como puede observarse en el Cuadro Nº 4 y en el gráfico siguiente, después de la Segunda Guerra Mundial, Alemania y Japón experimentan tasas de crecimiento por encima de la media mundial y de cualquier otro país.

  •  
    Cuadro Nº 4 - Tasa de Crecimiento de la Economía mundial, EE.UU., Alemania y Japón a partir de 1940. (Cifras en millones de dólares 1990 de Geary-Khamis). Fuente de los datos: Angus Maddison
    Anno
    PIL mondiale
    Tasso di Crescita Annuo Mondiale
    PIL Germania
    % PIL Germania su PIL Mondiale
    Tasso di Crescita Annuo Germania
    PIL Giappone
    % PIL Giappone su PIL Mondiale
    Tasso di Crescita Annuo Giappone
    1940
    4.502.584
    -
    377.284
    8,38%
    -
    209.728
    4,66%
    -
    1950
    5.336.686
    1,85%
    265.354
    4,97%
    -2,97%
    160.966
    3,02%
    -2,33%
    1960
    8.434.828
    5,81%
    558.482
    6,62%
    11,05%
    375.090
    4,45%
    13,30%
    1970
    13.771.750
    6,33%
    843.103
    6,12%
    5,10%
    1.013.602
    7,36%
    17,02%
    1980
    20.042.400
    4,55%
    1.105.099
    5,51%
    3,11%
    1.568.457
    7,83%
    5,47%
    1990
    27.136.041
    3,54%
    1.264.438
    4,66%
    1,44%
    2.321.153
    8,55%
    4,80%
    2000
    36.692.661
    3,52%
    1.556.928
    4,24%
    2,31%
    2.628.056
    7,16%
    1,32%
    2006
    47.329.381
    4,83%
    1.647.840
    3,48%
    0,97%
    2.864.280
    6,05%
    1,50%
     
    Grafico Nº 1 - Tasa de Crecimiento de la Economía mundial, EE.UU., Alemania y Japón. A partir de 1940.

    Esencialmente a finales de los años sesenta, la industria alemana y la japonesa superan en competitividad a la industria estadounidense. En 1969 se desarrolló en los mercados de divisa una fuerte presión sobre el marco que obligó al Bundesbank para absorber grandes cantidades de dólares a fin de mantener la paridad establecida en Bretton Woods.

    A pesar de la intervención, las autoridades monetarias Alemanas, en octubre de ese año se vieron obligados a detener la política de compra de dólares y a dejar fluctuar el valor del marco, que comenzó a experimentar una creciente reevaluación. El sistema de Bretton Woods sufrió entonces un duro golpe; también comenzaron a difundirse dudas sobre la posibilidad de que los Estados Unidos podían seguir garantizando la convertibilidad en oro del dólar.

    La revalorización del marco no controlo la especulación a favor de la moneda alemana y, como resultado del continuo deterioro de la balanza comercial de Estados Unidos, seguía aumentando la afluencia de dólares en el mercado alemán. En mayo de 1971, la presión sobre el marco fue tan fuerte que las autoridades alemanas tuvieron que evaluar por segunda vez su moneda.

    En los últimos meses, la Reserva Federal fue literalmente inundada por las solicitudes de conversión de dólares en oro. El entonces presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon el 10 de agosto de 1971, para evitar que las bóvedas de la Reserva Federal se vaciaran por completo de sus reservas de oro, declaró unilateralmente la suspensión de la convertibilidad del dólar en oro. Esto significo el fin, después de veintisiete años, del sistema monetario que se había implantado en Bretton Woods y que había garantizado el desarrollo capitalista de los Estados Unidos.

    También provoco el fin de los cambios fijos y el principio de continuas fluctuaciones en los cambios de divisas. En diciembre de 1971 los representantes del Grupo de los Diez se reunieron en Washington para negociar las nuevas tasas de cambio. Era la primera vez en esta segunda posguerra que los ajustes de las monedas se hacían en base a acuerdo multilaterales. En esta ocasión el marco alemán se aprecio nuevamente frente al dólar y a otras monedas; en relación al dólar se revaluó del 13,6%.

    En la segunda post-guerra el comercio internacional se había estructurado de manera tal que la única moneda utilizada para el intercambio comercial era el dólar. En particular el dólar fue la moneda utilizada por el mercado de las materias primas, entre las cuales la mas importante era y es todavía hoy el petróleo. El anuncio de la suspensión de la convertibilidad del dólar en oro, el 10 de agosto de 1971, no causó el colapso del dólar, porque el intercambio de mercancías clave, incluido el petróleo, se hacia y se siguió haciendo en dólares. Considerada la necesidad de tener que pagar esta mercancía en dólares, las reservas internacionales de todos los países se seguían colocando en dólares.

    Después de la ruptura unilateral por parte de Estados Unidos de los tratados de Bretton Woods, los Estados Unidos, aunque ya no con gran poderío de superpotencia económica mundial, ha seguido dominando el panorama económico a través del dólar.

    La situación actual

    Hoy en día, la situación ha cambiado radicalmente en comparación con el 1971. El poder económico de los EEUU se basa casi exclusivamente en el dólar como moneda de intercambio y se enfrentan a dos problemas importantes: en primer lugar un desenfrenado consumismo sobre la base de la deuda, lo que condujo a un fuerte y general endeudamiento (público privado y empresarial) que ya no están en condición de poder pagar; por otro lado se están utilizando monedas alternativas al dólar para el comercio internacional.

    Una deuda tan elevada  - como hemos visto - que es posible, probable y tal vez inminente el anuncio de los EE.UU. de no poder hacer frente a su cancelación. Por el otro lado la posible aceptación, por porte de los países productores de petróleo (OPEP), de monedas alternativas al dólar para las transacciones petroleras, el mas importante producto de nuestro sistema industrializado.

    Estos dos factores pueden determinar, por lo tanto, el colapso del dólar, una inflación enorme en los EE.UU. y una crisis económica, prácticamente irreversible, y finalmente la caída de los EE.UU. como superpotencia. Es evidente que las otras economías no estarían inmunes, especialmente las economías de los países estrechamente vinculados a los EE.UU., como la Unión Europea, y en particular, la economía italiana e inglesa

    Para los EE.UU. y su economía, la propia supervivencia está íntimamente ligada al hecho que se sigue utilizando el dólar como moneda de reserva de todos los estados y la principal moneda para el comercio internacional.

    En el momento que los EE.UU. anuncien que se encuentran imposibilitado para cancelar sus deudas, ese día será el fin del dólar y de los EE.UU. y ese día no será un nuevo 10 de agosto de 1971; esta vez creemos que no intervendrán los países productores de petróleo para resguardarlo.

    En conclusión, el fin del dólar parece acercarse y con él el final de los EE.UU. como superpotencia económica.

    Además no nos parece arriesgado suponer la disgregación de la misma Unión, es decir Los Estados Unidos parecen destinados al colapso y a su desintegración que permitirán el surgimiento de  nuevos Estados independientes.

    Las diferencias entre los distintos Estados de los Estados Unidos son significativas y la creciente crisis es  cada vez más fuerte, esto insta a los Estados más ricos a liberarse de los más pobres. La tendencia esta en presente y exige una mayor profundización y atención por parte de nosotros.

    ¿Fin de EE.UU. significa el fin del capitalismo?

    El posible fin del dólar, la crisis económica en los EE.UU. y, en general, en todo el Occidente no significa el colapso del capitalismo, hay quienes, en estos días de crisis en los mercados financieros, están hablando de crisis y decadencia del sistema capitalista! Nada mas lejos de la verdad; estamos  frente a una crisis coyuntural del capital, una crisis de reestructuración y reubicación del capital. Claramente no se trata de una crisis cualquiera, mas bien de una de las tres grandes crisis que ha sufrido el sistema en los últimos 200 años, crisis tan poderosa que desplazará a los Estados Unidos como superpotencia económica.

    El sistema económico capitalista, es decir la producción de bienes para el consumo del mercado está en fuerte auge a pesar de esta crisis, y se esta desarrollando fuertemente en algunas partes del mundo donde hasta hace algunas décadas dominaba prácticamente el feudalismo o algo muy similar.

    El capitalismo esta en fuerte desarrollo en otras zonas del mundo, donde la presencia de una gran masa de trabajadores pagados con salarios muy bajos, hace que sea mucho más atractiva la inversión de capital a estos países en comparación con las zonas de capitalismo maduro. No son fenómenos nuevos en el sistema económico capitalista.

    Inicialmente, el capital exporta bienes y servicios y, seguidamente con la caída de la tasa de ganancia, en el capitalismo maduro, se pasa a la exportación de capital, que nunca han encontrado fronteras y barreras de cualquier tipo.

    En una economía capitalista madura, la mano de obra utilizada en la producción, que es el principal o mejor dicho el único factor que determina la ganancia de los capitalistas, comienza a organizarse, a luchar por mejores condiciones de vida, por mejores condiciones salariales y por lo tanto el incremento de sus derechos determina una disminución en la tasa de ganancia. Disminución de la tasa de ganancia determinada también por otros factores, entre otros la sustitución de mano de obra con maquinaria.

    En ese momento, cuando cae la tasa de ganancia, para el capitalista es más conveniente la exportación de capital hacia zonas donde hay una mayor explotación de los trabajadores con salarios más bajos y en algunos casos insignificantes.

    Es exactamente lo que sucedió, por ejemplo, al final del siglo XIX en Inglaterra; entonces los capitalistas ingleses tuvieron mas conveniencia en exportar sus capitales hacia los EE.UU. donde había una abundante presencia de mano de obra muy barata, y proveniente de cualquier lugar del mundo, lo que determinaba una tasa de ganancia mucho más alta que en la de Inglaterra.

    Es lo que esta sucediendo hoy con la crisis de la reestructuración y reubicación de capitales. El capital está dejando poco a poco los EE.UU., Europa y los mercados occidentales hacia zonas que ofrecen mayores beneficios, es decir hacia Europa del este, Asia, Países Árabes y América Latina.

    La crisis de reestructuración actualmente en curso, esta determinando, no como dicen algunos visionarios, el colapso del capitalismo, mas bien la expansión del sistema económico basado en el capitalismo en nuevas áreas. El capitalismo se está expandiendo mas a nivel planetario, así como el aumento de proletarización a nivel mundial, es decir está creciendo enormemente, en todo el mundo, el número de los proletarios.

    El posible colapso de los EE.UU. no significa el fin del sistema capitalista.

    (1) Véase: Attilio Folliero y Cecilia Laya, El dolar, el euro, el petroleo y la invasion norteamericana; Tito Pulsinelli (traducion de), Que pasaria si la OPEP anunciara el pasaje al Euro? (articulo en italiano)
    (3) Tal como menciona el periodista italiano Marcello Foa en su Blog;
    (5) Sustancialmente tomado del articulo de los mismos autores "El dolar, el euro, el petroleo  y la invasion norteamericana"

    (*) Attilio Folliero es politólogo italiano, egresado de la Universidad "La Sapienza" de Roma; fundador del sitio Web La Patria Grande. Cecilia Laya, su esposa, es economista venezolana, egresada de la UCV de Caracas; ambos residen en Caracas

    Caracas, 22/10/2008 - Actualizado 15/11/2008

    feed
    OK notizie
    Folliero su Tecnocotizie
    Add to Google Reader or Homepage
    http://www.wikio.it
    twitterSlidefacebookVideo in Daily Motion
    folliero.it
    Dal 26/01/2001
    Nel sito gli scritti, gli articoli, le poesie, i racconti, di Attilio Folliero e Cecilia Laya, ma anche i principali eventi della propria vita. Spazio anche alle famiglie ed alle città di origine, Lucera, in Italia e Caracas, in Venezuela.
    Articoli di Attilio Folliero sul Venezuela
    Dal 2001 il Venezuela negli articoli di Attilio Folliero e Cecilia Laya
    Galeria fotografica
    Matrimonio Attilio Folliero e Cecilia Laya Lucera, 10/09/2004

    selvas blog

    Siti amici
    Se hai un sito/Blog e vuoi intercambiare il link, contattaci


    Sitios Amigos
    Si tienes
    un Sitio o Blog y quieres intercambiar el enlace, contáctanos
    Questo sito non rappresenta una testata giornalistica e viene aggiornato senza alcuna periodicità, esclusivamente sulla base della disponibilità di materiale prodotto da Attilio Folliero e Cecilia Laya. Pertanto, non può considerarsi prodotto editoriale sottoposto alla disciplina di cui all'art. 1, comma III della legge n. 62 del 07.03.2001 e leggi successive.
    Articoli, poesie e racconti contenuti in questo sito sono Copyleft
    E' permessa liberamente la loro riproduzione, citando autori e link. Comunicateci se riprendente un nostro scritto ed inseriremo il link al vostro sito/blog nella nostra pagina dei siti amici.
    Eventuali loghi e marchi proposti in questo sito sono di proprietà dei rispettivi proprietari. Generalemente le immagini proposte sono di nostra proprietà o tratte dalla rete. Se stiamo utilizzando
    immagini di proprietà, ovviamente inconsapevolemente,  comunicatecelo e provvederemo ad eliminarle immediatamente.